Los Mejores Discos de 2016

Se va el Pablo Escobar de los años. Este 2016 fue un año horrible en todos los sentidos y, para mal, siempre será recordado con tristeza y algo de amargura. Aunque muchas cosas malas pasaron (pérdidas enormes para la música y el arte), este año también dio la bienvenida a sonidos nuevos, entretenidos e interesantes que, como siempre, resultaron salvadores de los peores momentos. Sin más preámbulos, los mejores discos de este agrio 2016.

Serán solo 10 los elegidos y no tienen ningún orden en específico y sin puntuación, que ya estamos viejos para eso.

1. STRFKR – Being No One, Going Nowhere

1-strfkr

Fresco, divertido y muy escuchable. El más reciente trabajo de Starfkr es un recuento de su evolución como banda, que ya empezaba a tener buena pinta desde Pop Song, allá por 2008. Esta vez, la innovación radica en las letras, que intentan ser más profundas sin que los pies dejen de moverse. El disco encuentra gran ritmo en temas como Tape Machine o In The End, o atmósferas más crípticas en  Interspace o la preciosa Maps. En definitiva, un gran trabajo.

Puedes escucharlo completo en Spotify:

 

2. M83 – Junk

2-junk

A este disco le llovió de todo, lo cierto es que Anthony Gonzales (líder de M83) quiso darse un gusto y rendirle homenaje a la música que marcó su destino, algo que anteriormente hicieron, y muy bien, sus coterráneos Daft Punk y Justice. A lo largo de quince canciones, M83 nos sumerge en un viaje que lleva hacia atrás gracias a los climas que sus canciones van creando. Progresiones melódicas inesperadas, arreglos arriesgados y todo tipo de sonido de la cultura pop de los ochenta, son procesados por el cerebro de Gonzáles y el resultado es Junk, una gran expresión de arte contemporáneo.

Escúchalo completo en Spotify:

 

3. PHANTOGRAM – Three

3-phant

A diferencia de otros trabajos, Three se antoja más oscuro, experimental y, en definitiva, muy hipnótico. Sarah Barthel y Josh Carter apostaron por una temática pesimista y muy densa (marcada, probablemente, por el suicidio de la hermana de Sarah a comienzos de año), pero a la vez explosiva. Temas como Barking Dog o Cruel World acentúan el sufrimiento, mientras que You Don’t Get Me High Anymore o You’re Mine lo transforman en rebeldía. Un excelente disco cuya portada resume muy bien la intención del contenido.

Escúchalo completo en Spotify:

 

4. THE RADIO DEPT – Running Out Of Love

4-radio

La longeva banda sueca aseguró un gran regreso este 2016. Tras seis años de silencio, Running Out Of love muestra también una postura más protestante en la que Johan Duncanson y compañía critican el estilo de vida sueco, su industria armamentista y a sus gobernantes de extrema derecha. Se puede tomar este trabajo como un canto de rechazo a la doble moral que existe en su país y en gran parte de Europa. La maestría está en que lo hacen sin dejar de lado sus sintetizadores y su característico sonido dance electrónico detallista y pulido. De lejos, la propuesta más elegante de pop actual.

Escúchalo completo es Spotify:

 

5. DIEGO LORENZINI – Pino

5-lorenzini

Diego Lorenzini es un artista chileno, originario de Talca; Pino es su segundo disco solista y es una delicia. Simple a nivel lírico, riquísimo en cuanto a sonido. Una hora cargada de experimentación usando instrumentos predominantemente acústicos, grabados fuera de un estudio ya que, como el mismo Lorenzini refiere, “la música debe registrarse donde nace“. La interpretación del sureño es excelsa, es emotiva, es pícara y muy atrevida, que explora todos los caminos que tiene a mano. Excelente álbum, de un país que en la última década no se ha cansado de producir trabajos notables.

Escúchalo completo es Spotify:

 

6. LA FEMME – Mystère

6-femme

Segundo álbum de esta exquisita banda francesa, más amplio y diverso que su predecesor, pero igual de sorprendente. Mystère, es un excelente nombre para un disco que experimenta en sonidos, en letras, atmósferas y en mezcla. Sus 17 canciones son un recorrido por la historia musical francesa afianzada y absorbida de manera brutal por una banda de veinteañeros talentosísimos. Desde baladas sesentosas como Septembre o Exorciseour, hasta el pop más intrigante y estridente con Mycose. Este trabajo, más que el homenaje a una época concreta, es una pequeña gran muestra de la cultura francesa.

Ya sabes donde puedes escuchar el disco completo:

 

7. THE PIROUETTES – Carrément Carrément

7-pirou

Interesante propuesta juvenil, también desde Francia. En este trabajo, The Pirouettes, derrocha electropop basado en sintetizadores y percusión, que crea atmósferas rápidas y lentas, como una película clásica de la nueva ola de finales de los 50. Al sonido se suman las voces acopladas de ambos integrantes (Vickie Chérie y Leo Bear Creek), con ese siseo irresistible propio de su idioma nativo. Lo mejor del disco es el atrevimiento con el que está armado. Suena a frescura, abunda el dance, pero tiene pasajes más lentos, algo oscuros y experimentales. Otra buena demostración del alto estándar que tiene la música francesa.

Bueno, esta parte ya la conocen:

 

8. LEONARD COHEN – You Want It Darker

8-darker

¿Puede la oscuridad ser brillante? El último disco en vida de Leonard Cohen, enorme artista canadiense, bien podría plantear una respuesta positiva a esa pregunta. Siendo la muerte el tema eje, You Want It Darker, se compone de nueve melodías que significan un recorrido fugaz a su vida de músico: Hay contenido religioso, pero también rememora al ‘ladies man’ de antaño con su suspicaz sentido de humor propio del mejor Cohen; todo eso dentro de una oscuridad tangible, que está presente a lo largo del disco, pero que no suena a demonios o a maldad, sino a algo terminal, a una bella muerte. Puedes ver aquí su última aparición pública.

Sí, sí, en Spotify:

 

9. RADIOHEAD – A Moon Shaped Pool

9-shaped

Este disco es una maravilla. Inspirado en la ruptura que sufrió Thom Yorke con su pareja Rache Owen (fallecida hace poco tiempo), empieza con dos piezas de estilo sinfónico y estridente que nos recuerda a las épocas de mayor experimentación a la banda. Es un trabajo lento, que discurre con paciencia, más allá de su arrollador inicio. Deja hermosas baladas como Decks Dark o Present Tense, con Yorke poniendo el toque exacto de melancolía en su voz y Jonny Greenwood al mando del resto de la orquesta. A Moon Shaped Pool, es el disco que finalmente incluye a True Love Waits, tema convertido en un clásico de las presentaciones en vivo de la banda.

¿Quedó claro dónde?

 

10 DAVID BOWIE – ★

10-blackstar

Blackstar se lanzó el 8 de enero de este año. Dos días después, a causa de un cáncer terminal, David Bowie fenecía y dejaba paralizado al mundo entero. Este trabajo es la pieza final del colosal legado artístico que Bowie deja a la humanidad. Enorme dosis de experimentación como solo un científico como él estaría dispuesto a hacer. Prima el jazz, pero también incluye mucho sonido ambiental que suena a oscuridad y a genialidad al mismo tirmpo. Aunque parezca escalofriante, Blackstar es una obra que crece en apreciación y tiene más sentido a partir de la muerte del duque blanco. Gracias por tanto, David Bowie.

A continuación, “Lázarus” interpretada por el mismísimo Dexter Morgan.

#TidalNuncaMás

 

BONUS

A continuación, otros tres discos que también merecen una mención dentro de esta lista.

EL TRIP:  Recto Verso, de Paradis

Este disco es un viaje trepidante. Este dúo francés, crea música electrónica a partir de una mezcla exquisita de sintetizadores y voces.

EL INDIE: Leave Me Alone, de Hinds

Este disco derrocha garage y distorsión por doquier. Coros pegadizos más gritados que cantados, y qué importa si las guitarras están desafinadas si sientes que puedes destruir lo que sea.

EL DEBUT: 99.9%, de Kaytranada

Enorme trabajo del joven músico canadiense. Kaytranada juega con los sonidos y piezas instrumentales muy logradas. Las colaboraciones que escoge para las canciones hacen que el disco crezca en calidad.

 

Esto fue lo mejor que trajo la música este año. Intenté realizar una lista variada en la que, obviamente, primó el gusto personal. Debo mencionar que no logré escuchar Lemonade de Beyonce ni Life Of Pablo del insufrible Kanye West, trabajos que fueron ampliamente aclamados por público y crítica y encabezaron, como era de esperarse, las listas de ventas. Sí pude escuchar Blond, de Frank Ocean y, aunque no me pareció un disco malo, no logró atraparme como sugería la expectativa que estuvo generando en gran parte del año.

Finalmente, debo mencionar que este será el último post de este sitio, así que aprovecho para agradecer a las personas que alguna vez se toparon con un post y se atrevieron a leerlo, realmente no importa si no les gustó el contenido, esto es así. Gracias y adiós.

Y adiós también 2016. Por favor, no regreses.

Anuncios
Publicado en Música | Etiquetado , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Vida en Dënver

Veamos una película imaginaria. Una pareja intenta entender lo que es la vida mientras se van conociendo. Intentan amarse, se aman, intentan ser felices, la joden, la siguen, lo pierden. Viven a su ritmo y exploran con sus propios pasos, acompañando el recorrido con azucaradas canciones que ellos van haciendo; es su manera de decirnos cómo la están pasando. Así podría ser el largo de Dënver, una banda chico-chica, con una química infernal y dueños de un pop en las rocas de hiriente frescura.

denver 1

Dënver son: Milton Mahan y Mariana Montenegro, ambos de San Felipe (Región de Valparaíso, Chile) y tocan juntos desde 2004, cuando se conocieron en su ciudad natal. Desde esa época no han parado de crecer con su música, tan variada en emociones como en sonidos.

Se puede contar la vida de muchas maneras y darle otras tantas perspectivas. Los Dënver escogen la edad del pincho, del “qué chucha”, esa edad en la que las cosas importantes no importan, y al revés. La adolescencia es efervescente y ellos lo entienden muy bien.

Totoral es su presentación (2008). Pop en estado puro derrochado con audaz destreza, que suena divertido, que es alegre y también emocionante. Canciones pegajosas, dónde hay amor, aunque no de sobra y puede empalagar, pero así es como empezamos a crecer.

Música, Gramática, Gimnasia (2010) es su segundo disco. Es impresionante. Es como un carnaval cargado de ilusiones y hormonas revueltas, con momentos brillantes. Con latidos rápidos, de esos que cuando veías a la que te gustaba del salón (en la secundaria), podías mirar al techo y pensar un “tal vez”, y  tal vez nada importaba, pero era lo de menos. Los adolescentes, una fantástica muestra. Queda claro que tienen una época marcada.

Sigue, Fuera de Campo (2013), de sonido más pulido, mucho más maduro, aunque no de manera aplastante. La frescura en el ritmo se mantiene como piedra angular a la que añaden momentos de música disco. Siguen narrando de su vida con sus letras,  igual de emotivas, pero un poco más nostálgicas.

Su música es una elaborada fotografía de su vida, como pareja, como Dënver. Hay muchas canciones de amor que van evolucionando con el pasar de sus discos, pero sin despegarse del mismo contexto, la de jóvenes amantes.

Milton y Mariana fueron novios y muchas de las canciones construyen su historia. Lo suyo no funcionó y eventualmente terminaron. Inevitablemente llegó un momento en el cual ese finiquito afectó a la banda, poniéndole fin en setiembre de 2013.

Fue una sorpresa, pero no un punto definitivo. Su relación musical, mucho mejor construida, pudo superar el bache y resurgió. Decidieron seguir juntos en su aventura por los caminos de la música y este año verá la luz un hijo más. Su cuarto disco se titula Sangre Cita (2015) y ya se anda publicitando su primer sencillo, Los Vampiros, un tema más electrónico y movido.

Paisajes extremos, divertidos, con imágenes de todos los colores que llegan a mezclarse como el más cargado alucinógeno de venta por la deepweb. Así es el mundo de Dënver.

Publicado en Música | Etiquetado , , , , , , , , , , , | Deja un comentario

Cliff Morrison, el pequeño lagarto

Si lo relacionaste con James Douglas Morrison, ¡muy bien!, por ahí va el asunto.

jimimo

La historia de Cliff Morrison, el supuesto hijo de Jim Morrison, es una de las leyendas más controversiales en el mundo de la música, que ha involucrado tanto a los miembros de The Doors, como a la familia del Rey Lagarto.

Y dice así (?): cuenta la historia que Jim Morrison conoció a Lorraine Widen en 1968, y con ella tuvo una relación de corto tiempo, o sea un choque y fuga (que duró dos semanas, según el propio Cliff), pero que fue suficiente para que el Rey Lagarto plante su semilla en ya saben donde.

cliffmorrisonCliff Marsden Morrison

Y como todo tiene su final, la aventura culminó. Jim Morrison siguió con su vida al frente de The Doors unos años más hasta 1971, cuando murió. De Lorraine no se sabe, pero para aquel entonces, el pequeño Cliff ya tenía dos años.

Pasado el tiempo y una vez a Cliff Morrison la verdad le fue conferida, este buscó y localizó a sus “abuelos paternos” para contarles su historia. Increíblemente, la familia se comió creyó la historia y fue el propio George Morrison (Papá Lagarto) quien lo aceptó como nieto legítimo.

Por lado de The Doors, John Densmore y Robby Krieger no tuvieron ningún problema en relacionarse con él. Incluso el hijo de este último, Waylon Krieger, colaboró en una de las canciones de la banda de Cliff (porque… sí, como no podía ser de otra manera, Cliff Morrison tiene su banda, de ella nos ocuparemos luego).

Pero no todo es color de rosa para Cliff, en realidad de rosa ni un carajo, ya que hay un mayoritario sector que no se cree nada su historia y lo señalan como un oportunista y vividor. Precisamente, a este sector pertenecía Ray Manzarek, el otro miembro póstumo de los Doors, de quien dicen, nunca reconoció al vástago de Morrison.

Lo que podría poner fin a tanta especulación sería una prueba de ADN y existió una posibilidad remota a principios de los 90, pero que no logró su cometido. Según Cliff, los médicos le comunicaron que el material genético de Jim Morrison era insuficiente como para realizar la prueba, pero hay versiones que señalan que tanto Cliff como su madre no aceptaron hacerse esos exámenes.

elmach

LIZARD SUN (Ahora sí, la Banda)

Morrison o no, Cliff también probó suerte en la música, aunque sin buenos resultados (otro Julian Lennon). Formó su banda a la que llamó The Lizard Sun Band, demostrando que la sutileza no es lo suyo y con la que grabó dos discos.

¿Suena parecido a Jim Morrison y a The Doors? ¿Suenan bien como para poder sido exitosos? ¿Ya no hay publicidad confiable?

DATO BAJONEADOR: Lo último que se supo de Cliff Morrison, fue que regresó a prisión por robar una gasolinera en Ontario (http://bit.ly/1zq8x47).

Publicado en Música | Etiquetado , , , , , , , | Deja un comentario

La cita

Cuando el reloj dio las seis, se puso de pie de inmediato. De todas las bancas que habían, esa era la única ocupada. Con el sombrero negro, el sobretodo gris y  los guantes, parecía haber escapado de una película en plena persecución. Si su intención era pasar desapercibido, era obvio que no era un buen plan.

La estación a esa hora era más tranquila de lo habitual, con la música de fondo, pero sin las voces que dicen de todo en un bullicio que amenaza. El tren por fin se detuvo y las puertas se abrieron todas a la vez. Darío miraba a ambos lados, moviendo la cabeza con suspenso, esperando un detonante que lo haga reaccionar. Muchos hombres de traje, pocas mujeres de vestido, una pareja de enanos y un llamativo grupo de hombres calvos en buzo. Y eso fue todo.

Darío tragó saliva con cierta amargura, encontró con la mirada el gran reloj en el muro y entendió que ella no iría. Con el ánimo de una derrota emprendió su camino de regreso a su vida. Esa que quiso cambiar con una cita de ensueño. Se arrepintió de imaginarla tanto hasta casi haberla vivido varias veces. Se arrepintió de todo y pensó que a lo mejor, cuando ella viajaba en ese tren, conoció a alguien que en cinco minutos hizo más que él en toda una vida. Y eso le dolió en cada célula.

Publicado en FicMoca | Etiquetado , , , | Deja un comentario

Allah-Las, una mirada al pasado en estos días

Qué pasaría si trabajaras en una gran tienda de discos, llena de exquisitas colecciones de un material que escasea, pero que está tan a tu alcance como el oxígeno. Si te gusta la música, la respuesta es obvia: formarías una banda. Eso es lo que hicieron los Allah-Las, un grupo de amigos quienes en un descansado trabajo encontraron la inspiración necesaria para intentar conquistar el mundo, y no lo hacen nada mal.

Allah-Las

Formados en Los Angeles, California, antes de ser una prometedora banda, los amigos Matthew Correia (baterista), Spencer Dunham (bajista), Miles Michaud (vocalista) y Pedrum Siadatian (guitarrista), básicamente pasaban sus días rascándose las bolas mientras escuchaban los discos que debían vender en Amoeba Music, la tienda de discos independientes más grande del mundo (sí, bastante contradictorio). Fue ahí que decidieron hacer música, para pasar el rato, probar suerte y para aprender, pues ninguno había tocado profesionalmente antes, inclusive, baterista y bajista tuvieron que aprender sus nuevos oficios de cero.

Allah-Las at Rough Trade
“Trabajo árduo”

Los Allah-Las inevitablemente llevan al pasado con sonidos que parecen olvidados o estancados en el tiempo, aunque no por eso dejan de tener frescura. Sus canciones son calmadas, tranquilas, que tienen melancolía y soledad, pero también cierta alegría, como sucede con la vida. Su estilo garage-psicodélico hace recordar a The Byrds13th Floor Elevators al que agregan un “toque de actualidad” sobre todo con la variada fusión musical que proponen (nótese en ‘Ela Navega’ o ‘Yemeni Jade’).

Las razones del porqué del nombre la banda son desconocidas, aunque siempre piden que se respete su decisión de tomar ese nombre argumentando que si las Shangri-Las pudieron, entonces por qué ellos no (?). Hay inescrupulosos que osan burlarse de Allah-Las asociándolos con alguna organización terrorista de medio oriente. Parecidos razonables, se encuentran.

Esta genial banda ha grabado dos discos: Allah-Las (2012) y el recién estrenado Worship The Sun (2014), ambos poseen energía parecida y mantienen la calidad de los temas. Canciones cono Catalina, No Voodoo o Ela Navega, del primer disco, se perfilan como clásicos, mientras que del segundo, Artifact, Follow You Down y Better Tham Mine, harán mejores los fríos días de primavera que se avecinan.

¡A escucharlos!

Sacred Sands

Tell Me (What’s On Your Mind)

Follow You Down

Catalina

Publicado en Música | Etiquetado , , , , , , | Deja un comentario

Rock y Fútbol: Seven Nation Army, la canción del campeón del mundo.

Hace dos semanas que la mejor fiesta del mundo ha terminado, el mundial se ha ido y no regresará hasta dentro de cuatro años. Una puñalada. Como todavía está esa resaca amarga de aceptar que ese amor de un mes ya no está más, este sitio regresa a las drogas la vida con una historia que mezcla dos pasiones muy parecidas (las del título, huevón), unidas por la canción más famosa de los White Stripes.

campeon

En el 2003, Jack White y Meg White, sacaron su cuarto disco al que llamaron Elephant. Este, significó un enorme repunte comercial para los Stripes y llevó su música a todas las radios del mundo. Los White Stripes se consolidaron, pero el recorrido de Seven Nation Army, la primera canción del disco, apenas iniciaba.

22 de octubre de 2003. En Italia se iba a jugar el partido Milan – Brujas, y algunos hinchas de la visita estaban haciendo hora por las calles milanesas antes de que empezara el partido. Entraron a un bar a tomar unas copas, de pronto, en la radio pusieron una canción, los hinchas empezaron a corear el pegajoso estribillo y simplemente se enamoraron de él. En el estadio no pararon de alentar y, al usar el nuevo coro que escucharon en la radio antes del partido, se contagió inmediatamente. Más aún cuando llegó el gol de su equipo que a la postre significó el triunfo del partido. Ese 22 de octubre el Brujas adoptó un nuevo y simple cántico, sin siquiera saber cuál era la canción que lo originaba.

La hinchada del Brujas usaba a menudo su nuevo tema (llamado simplemente “Po Po Po Po Po Po Po”. ♪Como para huevones♪), pero no se hizo tan popular ya que el club es un nadie en Europa. Sin embargo, tres años después, el Brujas estaba nuevamente en un torneo internacional jugando la desaparecida Copa de la UEFA y debía recibir a la Roma.

15 de febrero de 2006. El Brujas y la Roma jugaban a estadio lleno por los diesiceisavos de final de la UEFA. Los locales empezaron a lo peruano, perdiendo en los primeros minutos, pero su afición no dejó de alentar. En el segundo tiempo llegó el ansiado empate y las tribunas enloquecieron celebrando con el “Po Po Po Po Po Po Po” a viva voz, aunque finalmente perdieron 2 a 1. Los hinchas de la Roma, eufóricos por el triunfo, salieron del estadio coreando el grito del rival y no se les olvidó más. Ese día Seven Nation Army iniciaba su viaje a Roma y a toda Italia, que buscaba ser campeón del mundo por cuarta vez ese año en Alemania.

En Italia, todo fue diferente. Los hinchas de la Roma hicieron que el popular cántico se extendiera a todos los estadios de la liga italiana. Aficionados de clubes como el Milan o el Inter llevaron el cántico hacia Europa y el resto del mundo. Francesco Totti, capitán de la Roma, fue uno de los principales impulsores del afamado coro ya que, cuando lo escuchó, no dudó en averiguar de dónde provenía y cuando lo hizo salió corriendo a comprar el disco de la banda. Por su parte, Jack White estaba extasiado por el éxito que había tenido su canción en las tribunas, más allá que muchos aficionados no sabían quién carajos era y quienes decían saber, aseguraban que era Johnny Depp.

Italia llegó al mundial 2006 en medio de escándalos por corrupción en su federación y con un ambiente muy tenso. Aún así, su hinchada era entusiasta y apoyaban a su selección en gran número, usando el “Po Po…” en cada partido. Conforme avanzaba la competición, Italia se hizo una selección muy sólida, jugando a nada, pero defendiendo como Imperio Romano. Terminaron primeros en su grupo y luego despacharon a Australia, Ucrania y Alemania para llegar a una nueva final del mundo ante Francia.

9 de julio de 2006. Italia y Francia definían al campeón del mundo en Berlín. Zidane adelantó a los galos con un penal pateado con la misma frialdad con la que Pizarro se falla los goles. Luego Materazzi conectó de cabeza para poner el empate. El partido se alargó a suplementarios y al inicio del segundo, Zidane conectó un cabezazo al pecho de Materazzi matando así el bichito su ilusión de retirarse en lo más alto. Italia se proclamó campeona del mundo por cuarta vez ante la algarabía de sus hinchas, quienes festejaban eufóricos luego de la tanda de penales con ese cántico tan famoso que había nacido en la guitarra de White, pero que llegó a conocer a la pelota gracias a los hinchas del Brujas. Los italianos le hicieron una variante luego del partido, cantaron “Campioni del mondo” en vez del clásico coro. Ese día Seven Nation Army se convirtió en la canción del campeón del mundo.

Han pasado ocho años. La canción se extendió por las tribunas de Europa y otras partes del mundo, aunque fue perdiendo notoriedad. Sin embargo, los hinchas italianos todavía la usan con frecuencia para alentar a su selección. Muchas personas llegaron esa canción y a la banda gracias a los cánticos de los hinchas y, por lo general, esta es una de esas canciones que al mostrarle a otra persona, esta cree haberla escuchado en algún lado, sin saber bien en dónde.

La banda italiana “Finley” hizo un cover de SNA inspirado en los coros del campeón al que titularon “9 Luglio 2006” (9 de julio de 2006).

La versión original de White Stripes

Publicado en Música, Mocanadas | Deja un comentario

Conoce a: The Asteroids Galaxy Tour

Si fueras a un lugar llamado “The Asteroids Galaxy Tour”, seguramente encontrarías a muchas personas felices, hermosos paisajes y droga gratis todo el día y por todo el lugar. Así son los Asteroids Galaxy, una banda que desde su sugerente nombre capta tu atención y te hace una invitación que es difícil rechazar. De Dinamarca, con amor.

Asteroids

Lo mejor que tiene esta banda es su bellísima vocalista, Mette Lindberg. Todo entra por los ojos y Mette es la mejor presentación posible. “¡Hazme un hijo, Mette!” gritaría algún aficionado peruano en un concierto. Pero hablando de música (y no de la musa) su producto es un pop psicodélico que resulta muy fresco, mezcla sintetizadores con instrumentos de viento que cada vez son más usados por las bandas contemporáneas, a esto se le suma la dulce voz de soul de Mette, que le añade el toque sesentero a su sonido. Ocasionalmente usan guitarras en algunas de sus canciones. Tienen dos discos: Fruit (2009) y Out Of Frequency (2012).

El genio de la banda es Lars Iversen quien compone letra y música. Los demás son patas de Thomas Gravesen y hay uno que es primo de Lars Von Trier.


mette
“Tócame, que soy realidad”

Si buscas el eslabón perdido del indie, TAGT te va a llegar al pincho, aún así no podrás de dejar de ver a Mette Lindberg. De ante mano diré que su concepto es súper hipster y llama la atención lo adaptable que puede ser su música, podrías encontrarla en la banda sonora de alguna película en I-Sat, como también en el tono de la flaca rica del salón.

Una de las primeras fanáticas de esta banda fue Amy Winehouse y allá por 2008 los invitó a telonear el concierto que dio en Copenhague.

Los Videos:

The Sun Ain’t Shining No More

Major

Around The Bend

Y acá “maddoneando” con Heart Attack

Publicado en Música | Etiquetado , , , , | Deja un comentario